España en el Índice de Percepción de la Corrupción

España en el Índice de Percepción de la Corrupción

¿Cuál es el nivel de corrupción en España?¿Y en el resto del mundo? Para establecer un método que permita definir cuantitativamente el grado de corrupción de un país, se desarrolla el Índice de Percepción de la Corrupción, cuyos resultados comentamos en este artículo.

A lo largo de los últimos tiempos, la organización no gubernamental Transparencia Internacional España elabora anualmente un índice para medir la percepción de la corrupción en los diferentes países del planeta.

Este Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) es una de las medidas tomadas por Transparencia Internacional en su intención de aglutinar a la sociedad civil, empresas privadas y entidades públicas en la lucha contra la corrupción a todos los niveles.

En el caso de Transparencia Internacional España, además de este IPC, también ha llevado a cabo medidas como la creación de una comisión de medidas legales y sociales contra la corrupción, la cual ha elaborado textos como:

A principios de este 2020, Transparencia Internacional ha sacado a la luz la nueva edición de su Índice de Percepción de la Corrupción, cuya metodología y resultados analizamos a continuación, prestando especial atención a la realidad española.

Metodología del índice de Percepción de la Corrupción

El Índice de Percepción de la Corrupción se realiza siguiendo 4 pasos, que son:

  1. Selección de fuentes de datos
  2. Estandarizar dichas fuentes de información
  3. Calcular la puntuación media
  4. Informar del margen de error

1.- Selección de fuentes de datos

Para que una vía de información se pueda tener en cuenta a la hora de evaluar este índice, esta debe cumplir con una serie de requisitos imprescindibles:

  • Cuantificar la percepción de la corrupción en el sector público
  • Hacer uso de una metodología válida y de confianza
  • Tener como origen una entidad de reconocido prestigio
  • Permitir la distinción entre países a la hora de realizar la valoración
  • Tener en cuenta un número representativo de países
  • Sólo tener en cuenta las opiniones de expertos o empresarios
  • Actualizarse con regularidad

2.- Estandarizar las fuentes de información

Mediante una serie de cálculos y técnicas estadísticas en las que no vamos a entrar en profundidad, ya que no son el objetivo de este artículo, se consigue una estandarización de los resultados de cada fuente, gracias a la cual se pueden comparar los resultados con los de años anteriores, puesto que la metodología ha variado levemente en esta edición.

3.- Cálculo de la puntuación media

Para que se incluya en este informe, un país debe presentar, como mínimo, 3 fuentes de información que cumplan con las exigencias descritas en la primera etapa. A partir de ahí, se calculará la media aritmética de las puntuaciones estandarizadas de cada fuente, redondeándose a un número entero.

4.- Informar del margen de error

Como en cualquier medición que cumpla con criterios científicos, este Índice de Percepción de la Corrupción va acompañado de una incertidumbre. Una desviación que debe calcularse tomando como origen las desviaciones de las distintas fuentes a partir de las que ha sido obtenido.

Índice de corrupción en España

Resultados globales

Antes de entrar en la situación española, merece la pena tener también conciencia de la situación mundial y en el resto de países de la Unión Europea.

En total se han podido evaluar 180 países de todo el mundo, que han obtenido una puntuación media de 43 en la escala 0-100. Además, de estas 180 naciones, dos terceras partes presentan un IPC por debajo de 50, lo que nos hace pensar que aún existe un amplio margen de mejora en materia de corrupción política.

Los países mejor situados son:

  • Dinamarca: 87
  • Nueva Zelanda: 87
  • Finlandia: 86
  • Singapur: 85
  • Suecia: 85
  • Suiza: 85

Por el contrario, en la cola de esta lista se encuentran:

  • Somalia: 9
  • Sudán del Sur: 12
  • Siria: 13
  • Yemen: 15
  • Venezuela: 16

En cuanto a las tendencias en los últimos años, sólo 22 países han mejorado notablemente sus resultados, mientras que 21 han empeorado de manera apreciable.

Resultados en la Unión Europea y Europa occidental

La valoración media de los 20 países de esta zona que se han evaluado es de 66 sobre 100. Aquí destacan:

  • Dinamarca: 87
  • Finlandia: 86
  • Suecia: 85
  • Suiza: 85

En el furgón de cola nos encontramos con los siguientes países:

  • Bulgaria: 43
  • Rumanía: 44
  • Hungría: 44

Si observamos la evolución en los últimos años, se observa una importante mejora en Italia y Grecia, que han subido su puntuación en 11 y 12 puntos, respectivamente.

Resultados en España

Una vez ubicados tanto a nivel global como europeo, es momento de analizar la situación de España en cuanto a la percepción de la corrupción.

Nuestro país se encuentra en el puesto 30, con un total de 62 puntos, compartiendo esta nota con Portugal, Qatar y Barbados. En el ámbito europeo, estamos en el puesto número 13, junto a Portugal. Respecto al IPC de 2018, España ha ganado 4 enteros, ya que entonces consiguió una calificación de 58.

Según las propias conclusiones de Transparencia Internacional, algunos hechos de la realidad política reciente han influido en los resultados de España, como son:

  • La publicación de sentencias sobre casos de corrupción muy mediáticos y con gran repercusión en la sociedad.
  • La moción de censura que dio lugar a un cambio de Gobierno como consecuencia también de la sentencia de un caso de corrupción.
  • No se han realizado los cambios legislativos necesarios para mejorar en la lucha contra la corrupción.

Desde Transparencia Internacional España se piensa que esta calificación es deficiente para una economía como la española (la decimoquinta del mundo) y que su IPC no debería ser inferior, al menos, de 70 puntos.

En OGoov, el módulo de transparencia de nuestra solución de gobierno abierto permite mostrar en estructura de árbol los índices de Transparencia Internacional, así como de otras fuentes, como la Federación Española de Municipios y Provincias o los marcos legales autonómicos respecto a transparencia.

Además, en el caso de los indicadores de Transparencia Internacional España o los de la FEMP, la generación de esta estructura de árbol se realiza automáticamente, para después agregar documentos y enlaces a cada indicador muchos de los cuales pueden ser ofrecidos en formatos reutilizables a partir de lo publicado por el módulo de datos abiertos.e incluso automatizar su recolección usando RTOD.

Podemos concluir diciendo que, aunque España ha mostrado una mejoría en su IPC a lo largo de 2019, esta es insuficiente y todos los agentes implicados deben realizar un mayor esfuerzo en la lucha contra la corrupción, esperando aún un mayor crecimiento de cara a la edición de 2021. Lo comprobaremos cuando llegue el momento.

Compartir entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email